Bienvenidos

Hola a tod@s y gracias por visitar mi humilde página, espero que os guste.
Aquí publicaré mis escritos, pensamientos y toda clase de lecturas relacionadas con la literatura. Admito todo tipo de comentarios y sugerencias, por supuesto siempre con respeto.
IMPORTANTE:
*Lo publicado aquí es ficción y de mi autoría.
*Yo no reseño libros, hago únicamente recomendaciones personales.

Seguidores

Translate

traductor para el blog blogger web

BIOGRAFÍA IRENE COMENDADOR


***La Autora***

¡MIS OBRAS PUBLICADAS!

¡MIS OBRAS PUBLICADAS!
Pinchan en la imagen para más información

Vídeobook promocional de "Sé que estás ahí"

jueves, 26 de diciembre de 2013

Mis tesoros literarios

Yo no soy muy de imágenes navideñas y esas cosas, estas fechas y por diferentes motivos, no son de mi agrado, pero reconozco que celebrar con la familia y amigos siempre es algo bueno, así que aquí va mi particular homenaje a una de las cosas que más me gusta, leer.
El otro día y a raíz de la entrevista que me hicieron los chicos del Bunker (http://www.youtube.com/watch?v=W_TLwTOibMk), alguien me pidió mostrar los libros que tenía en mi estantería, y bueno, como soy muy bien mandada, aquí los tenéis. Tengo muchos más en otra habitación, pero sería un álbum de fotos muy grande jeje, además de todos los libros que tengo en formato Kindle y ebook.
Muchos de vosotros os encontrareis en estas estanterías, porque soy una mujer muy afortunada y gracias a este hobby que tengo por escribir, he conocido a varios de los autores que me han hecho pasar muy buenos momentos con sus historias e imaginación.
Desde aquí os quiero dar las gracias por poner en nuestra mente esos mundos imaginarios y maravillosos. No sé si podré seguir metiendo más libros en casa sin que me echen a mí de ella, pero el año que viene espero seguir aumentando mi colección de tesoros ^_^

Un beso para tod@s y felices fiestas!!



74 brisas de la luna (Chabi Angulo)
Zona catastrófica (Antonio Sánchez Vázquez)
No eres bienvenido (Varios autores)
El Escritor (Varios autores)
En las garras de Bába Yagá (David Ruiz del Portal y Juapi)
Pulsaciones (Javier Ruescas y Francesc Miralles)
Érase una vez (Varios autores)
Quiéreme si te atreves (Regina Roman)
Quiérome mucho (Regina Roman)
La tierra estuvo enferma (Laura López Alfranca)
El columpio negro (Lluís Rueda)
El letargo del pájaro de fuego (Laura S.B.)
Última parada: La casa de muñecas (Miguel Aguerralde)
La revelación (David Ruiz del portal)
Necronomicón Z (Alberto López Aroca)
Caminarán sobre la tierra (Miguel Aguerralde)
Nekromanteia (Daniel P. Espinosa)
Steam Tales (Varios autores)
El secreto de boca verde (A. M. Caliani)
De Madrid al Zielo (Alfonso Zamora)
Lo que una vez se llamó Flora (Julián Sánchez Caramazana)
Ciudad Humana (Carlos J. Lluch)
Drácula y los crímenes de Jack el destripador (Miguel Ángel Naharro)
La Maldición de la diosa araña (Miguel Ángel Naharro)
Un ejército para Hans (Javier Fernández Jiménez)
Underwater terror (Abel Jara Romero)
The Host (Stephenie Meyer)
La última torre (María Parra y Miguel A. Carroza)
Nube negra (Monty Brox)
El manuscrito de Avicena (Ezequiel Teodoro)
Kasandra (Alicia de la Fuente)
Las vacaciones de Sophie en Escocia (Juan Carlos Hernández)
Calles de chatarra (Alejandro Guardiola)
Epic (Varios autores)
Jugando con fuego (Cristina Caviedes)
Antigua Vamurta (Igor Kutuzov)


La broma infinita (David Foster Wallace)
La cúpula (Stephen King)
La niña de pelo raro (David Foster Wallace)
Algo supuestamente divertido que nunca volveré a hacer (David Foster Wallace)
El sueño de los muertos (Virginia Pérez de la Puente)
La elegida de la muerte (Virginia Pérez de la Puente)
Orilla intranquila (Víctor Blázquez)
El cuarto jinete (Víctor Blázquez)
El cuarto jinete: Armagedón (Víctor Blázquez)
Tom Z Stone (J.E. Álamo)
Tom Z Stone. Let it be (J.E. Álamo)
Lado extraño (J.E. Álamo)
Penitencia (J.E. Álamo)
El enviado (J.E. Álamo)
La hora del mar (Carlos Sisí)
Panteón (Carlos Sisí)
Los caminantes. Destino: Carranque (Carlos Sisí)
Los caminantes orígenes (Carlos Sisí y Enric Rebollo)
Los caminantes (Carlos Sisí)
Necrópolis  (Carlos Sisí)
Hades Nébula (Carlos Sisí)
El diario oscuro (Karol Scandiu)
Erótika (Karol Scandiu)
Cuentos de un ángel (Varios autores)
Nunca pasa nada (Juan Antonio Hidalgo)
Arkham (Varios autores)
Historia se escribe con Z (Varios autores)
Leyendas Urbanas (Varios autores)
200 baldosas al infierno (Varios autores)
Microantología del microrrelato III (Varios autores)
Sé que estás ahí (Irene Comendador)
Nebuloso´s fantasy (Laura Luna)




Los pilares de la tierra (Kent Follett)
Los Bolcheviques (Georges Haupt y Jean-Jacques Marie)
Cien años de soledad (Gabriel García Márquez)
La homosexualidad en el cine (Ramiro Cristobal)
Eros de Europa y América (Varios Autores)
Donde no llegan los sueños (Miguel Ángel de Rus)
El joven Lennon (Jordi Sierra i Fabra)
Apocalipsis 35 (Varios autores)
Actos de venganza (Tony Jiménez)
Zombies Vol. I y II (Varios autores)
Crónicas Mágicas. Dimathian (María Orgaz Bueno)
La mecánica del corazón (Mathias Malzieu)
La hora de la bella y otras historias para leer en Navidad (Varios autores)
Philadelphia (Christopher Davis)
Viento del este, viento del oeste (Pearl S. Buck)
El camino de baldosas amarillas (Juan de Dios Garduño)
Always (Oscura Forastera)
Mi colección de secretos (Connie Jett)
Atrapada en otra dimensión (Déborah F. Muñoz)
Viaje interdimensional (Déborah F. Muñoz)
Mi corazón es tuyo (Brianna Callum)
Las caras de la luna (Leila Milá)
La montaña de hierro (Michel Saito Deb)
Desde las entrañas (David Rozas Genzor)
Pesadillas de sangre (Daniel Gutiérrez)
La noche del cetrero (Javier Fernández Jiménez)
Postales desde el fin del mundo (Varios autores)
Venidos del miedo (Julián Sánchez Caramazana)
Vórtice I certamen (Varios autores)
Cinco cerditos (Agatha Christie)
El asesinato de Roger Ackroyd (Agatha Christie)
El misterioso caso de Styles (Agatha Christie)
Diez negritos (Agatha Christie)
Relato breve (Varios autores)



Luna nueva (Stephenie Meyer)
Eclipse (Stephenie Meyer)
La segunda vida de Bree Tanner (Stephenie Meyer)
Amanecer (Stephenie Meyer)
Un mundo sin fin (Kent Follett)
Vuelo final (Kent Follett)
La sombra del viento (Carlos Ruiz Zafón)
23 poetas y un DNI (Varios autores)
Oscuros Vol. I- II y III (Lauren Kate)
20.000 leguas de viaje submarino (Julio Verne)
Episodio III (Varios autores)
Amarse con los ojos abiertos (Jorge Bucay y Silvia Salinas)
Montañas de palabras (Varios autores)
Lady Amy (Oscura Forastera)
Hoy me ha pasado algo muy bestia (Daniel Estorach)
Así habla el corazón (Johanna Lindsey)
Donde mueren las olas (Minette Walters)
En manos de un extraño (James Grippando)
Un saco de huesos (Stephen King)
El tercer gemelo (Kent Follett)
El fantasma (Danielle Steel)
Secreto de estado (Pablo Sebastiá Tirado)
Fantasy Art (José Gabriel)



¡FELIZ LECTURA!



viernes, 20 de diciembre de 2013

Concurso en la Web "Adictos al regaliz rojo" sencillo y apetecible




Hola mis amores, hoy os traigo un concurso que no os podéis perder, en él sortean mi libro "Sé que estás ahí" junto con otras obras imprescindibles para leer y atesorar (os confieso que las tengo todas y estoy enamorada de cada una de ellas  )
Y son: Saga "El Diario Oscuro"" y ErótiKa Vol.1 - Karol Scandiu de Karol Scandiu, "Nube Negra. Perros con suerte" de Monty Brox y Cuentos de un ángel, con relatos de varios autores, además de mi librito.
Aquí os dejo la entrada al Blog "Adictos al regaliz rojo" donde explican cómo participar en este sorteo navideño, es muy fácil y sencillo.

Las organizadoras y dueñas del blog son mis chicas preciosas Monty Brox y Karol Scandiu, que si no lo conocíais antes, os prometo que es un lugar donde perderse es un gustazo, es divertido, interesante, original, vamos, que lo tiene todo!!!

Mucha suerte a todos los participantes, el regaliz os dejará un sabor de boca exquisito, está comprobado!!

http://adictosalregalizrojo.blogspot.com.es/2013/12/concurso-dulce-y-roja-navidad.html

jueves, 19 de diciembre de 2013

Primera presentación de "Historia se escribe con Z" en Valencia





Mis chicos, os traigo un notición, para los que estén cerquita de Valencia, hay una cita ineludible para este sábado día 21 de diciembre a las 12 h., se trata de la primera presentación de la antología en la que colaboro como autora "Historia se escribe con Z"
Varios de mis compañeros estarán junto a los editores de Kelonia Editorial en Bibliocafe, hablando un poquito sobre la obra.
Conociendo lo maravillosos que son, estoy segura de que habrá muchas sorpresas, sorteos de libros, diversión, fiesta y hasta una comida genial para los que quieran seguir con la fiesta 


Aquí el enlace al evento que han creado para ver toda la información:

https://www.facebook.com/events/1400021550242004/?source=1


No os lo podéis perder!!!!!

miércoles, 18 de diciembre de 2013

Entrevista del Bunker a Irene Comendador por Youtube





Buenas noches mis chiquill@s!! Para los que se perdieron la entrevista en directo que me hizo El Bunker Z por Hangouts, aquí os dejo el enlace a Youtube ^^ http://www.youtube.com/watch?v=W_TLwTOibMk
No solo me lo he pasado genial, si no que ha quedado una entrevista, bajo mi punto de vista, muy divertida. Espero que a vosotros también os lo parezca ;)
Quiero dar las gracias a Ángel y Sara por prestarme parte de su tiempo, por proponerme algo tan original (era mi primera vez en la tele, por así decirlo jejej) y a todos los que colaboraron con preguntas y estuvieron ahí escuchando nuestra charla, sois increíbles! 



lunes, 16 de diciembre de 2013

Ya a la venta la nueva antología en la que participo "Historia se escribe con Z"



No hay mejor noticia para un lunes!! Ya tenemos disponible y a la venta con un 5% de descuento, la antología "Historia de escribe con Z", publicada por la Kelonia Editorial, coordinada por Daniel Gutiérrez, portada de Daniel Expósito Zafra, con ilustraciones interiores de Elinfel, y un elenco de autores de armas tomar: A.M. Caliani, Juan Laguna Edroso, Alfonso Zamora, Marta Junquera, Javier Trescuadras, Tony Jiménez, Víctor Blázquez, Daniel P. Espinosa, Monste N. Ríos, Sergio R. Alarte, Julián Sánchez Caramazana, Ángel Luis Sucasas, Javier Cosnava, Daniel Gutiérrez, J.E Álamo, Voro Luzzy, Miguel Aguerralde e Irene Comendador.


http://www.kelonia-editorial.com/Tienda/product.php?id_product=67

Porque nunca nos contaron la historia de esta manera!!!

viernes, 13 de diciembre de 2013

Me entrevistarán por Hangouts en directo ¿Alguna pregunta?

El próximo martes día 17 de diciembre a las 17.30 h. (horario español) El programa de Radio El Bunker me hará una entrevista en directo por Hangouts, donde, si queréis, podréis verme contestando a todas las preguntas.

Y ahora os reto a dejarme aquí en esta entrada, preguntillas que os gustaría hacerme para añadirlas a la entrevista  ^_^ ¿Os animáis?

martes, 10 de diciembre de 2013

Un sorteo enorme a un solo click





Creo que esto os interesa a todos todos, regalos y literatura a un solo click!!!!


Feliz Ñavidad con Autores EspaÑoles

La campaña “Feliz Ñavidad con Autores EspaÑoles” es una iniciativa de Esmater (Plataforma para el terror) con la que queremos animaros a todos, lectores y lectoras, a que os acordéis de los autores españoles estas Ñavidades. Para ayudarnos con esta campaña, únicamente tenéis que compartir este mensaje en vuestro muro de Facebook o en una entrada en vuestro blog e incluir el siguiente enlace: http://polarphoto.wix.com/autoresnacionales
A todos los que colaboréis con la difusión, solo tenéis que comunicarlo a Esmater para participar en sorteos de lotes de tres libros de… Autores EspaÑoles, claro está.
El listado de libros a sortear lo publicaremos en cuanto esté completo.
¡Menudos regalazos de Ñavidad!

Ni se os ocurra dejar pasar esta oportunidad de llevaros alguno de los fantásticos lotes que os tenemos preparados. Envía el enlace compartido a la dirección de correo esmaterfeliznavidad@yahoo.es.
Lee. Disfruta. ¡Comparte!

lunes, 9 de diciembre de 2013

Recomendaciones literarias personales. “Pulsaciones” de Javier Ruescas y Francesc Miralles




Vamos con más literatura de la que me gusta y quiero compartir. Hoy es el turno de una novela romántica poco convencional. Estamos hablando de “Pulsaciones” de los autores Javier Ruescas y Francesc Miralles, publicada por Ediciones SM.
En el momento en que vi la preciosa portada del libro y leí su sinopsis, no pude evitar quererlo a toda costa. Mi instinto no me engañaba y he disfrutado de este libro como una enana. Trata de la historia de una protagonista que no pasa por su mejor momento, desde la habitación de un hospital se nos irá revelando una historia muy divertida e interesante, la intriga de saber qué pasa en la siguiente página es brutal, hasta el punto de terminar de leerlo en tan solo una noche.
Lo original de esta obra es el formato que nos presenta, todo nos lo cuenta a través de mensajes de HeartBits, un programa de mensajería instantánea, una especie de WhatsApp  muy curioso que cuenta cada término de sesión las pulsaciones (o caracteres) escritos en el día.
Nuestra protagonista Elia ha perdido la memoria, pero solo de los últimos días, y mientras espera recuperarla en el hospital, recibe el mensaje de un desconocido que parece saber más de lo que cuenta.
Intriga y muchas dosis de amor, tanto amistoso como romántico, serán los ingredientes de esta novela con un final para enmarcar y concederle más de un premio. No pondré ninguna pega porque verdaderamente me ha encantado, pero unas cuantas páginas más, me habrían venido de perlas jejeje

Aquí os dejo la sinopsis. Sé que con ella os picará el gusanillo de la curiosidad:

“Elia se acaba de despertar de un coma y está un poco perdida. Lo último que recuerda es un concierto y una frase: "No puedo devolverte la canción, pero puedo mostrarte cómo danzan los peces". Ahora que sus padres le han comprado un Smartphone, Elia por fin tiene acceso al Heartbits (un programa en la línea del WhatsApp) y los lectores somos testigos de todas sus conversaciones. Con la ayuda de su mejor amiga, Sue, Elia intentará recuperar los tres días que ha olvidado y, mientras tanto, conocerá a Tommy, un estadounidense que viene de intercambio a España; a Marion, una chica con media cara quemada que asiste a su terapia de grupo, y a Phoenix, un desconocido al que le encantan los aforismos.”

Y aquí el enlace de compra, para los que estén interesados en cotillear en los mensajes privados de una protagonista encantadora:



También disponible en versión digital.

jueves, 5 de diciembre de 2013

Viaje a ninguna parte



 


Viaje a ninguna parte



Vamos en un transporte público, pero es muy amplio y los asientos están bastante separados unos de otros. En el vehículo solo hay gente conocida, un grupo de amigos, quizás, compañeros de trabajo, exactamente no lo sé; todos nos llevamos muy bien y nos vamos regalando sonrisas y buenas caras durante el trayecto. No conozco el destino o ahora no lo recuerdo, pero estoy segura de que es largo y pesado, y que nos obligará a parar un par de veces para atender nuestras necesidades fisiológicas.
Las conversaciones se mezclan con el humo del tabaco; sí, se puede fumar, o eso ha permitido el conductor, que no para de reírse con las ocurrencias de una de las pasajeras, mientras enciende un pitillo con otro y coquetea olvidándose de sutilezas con la chica diez años menor que él.
A mi lado, dos chavales más jóvenes se entretienen con uno de esos juegos para el móvil.
Yo intento no mirar lo que no tengo que mirar, o mejor dicho, a “quien” no tengo que mirar. Está prohibido, una prohibición sin acuerdo verbal que ambos nos pusimos en el pasado.
Pero es difícil, es complicado obedecer esa norma auto impuesta, me resulta imposible no lanzar miradas de rabillo cada vez que se mueve, cada vez que gesticula, cada vez que su boca dedica palabras a otra que no soy yo.
Los chicos, máquina en mano, se levantan del asiento y deciden encontrar un lugar con más bullicio que el silencio que han conseguido de mí. No me extraña, llevo parte del viaje hablando a gritos con un chico bien parecido que está sentado al otro lado del coche. Contesto sin ganas de seguir con la conversación y sus preguntas han terminado apagándose por mi falta de interés. Vuelvo a estar sola, y decido ir un poco más atrás en lo que podría ser un autobús gigante; espero que las voces del pasaje por fin desaparezcan. Por muy ilógico que suene, lo consigo, ya no llegan hasta mis oídos, amortiguándose por el ruido del motor y la concentración en el libro que tengo entre las manos. Una novela policiaca de un autor cualquiera, elegida al azar en una biblioteca pública.
Paso la página para seguir leyendo, no sin antes volver a mirar a la persona que no tengo que mirar; allí, sentado junto a una joven de cabellos rojos y ondulados. Cree que no me doy cuenta, pero si nuestras miradas hicieran partida, estaría muy reñido el resultado; él también me tiene controlada.
Pensaréis que eso me agrada, pero no es así. No quiero que me mire, no quiero que me piense, no quiero que esté a escasos metros de donde yo estoy, como ahora. No quiero tenerlo al alcance de la mano y tan lejos de mi vida. No quiero.
De repente, el chaval joven, ese que intentó llamar mi atención y del que pasé olímpicamente, repara en mi soledad, en la silla vacía junto a la mía, en mi cara de velatorio o dolor o tristeza o lo que sea que mis facciones quieran reflejar de lo machacada que estoy por dentro.
Se levanta de las primeras filas, dejando a una rubia despampanante con la palabra en la boca y se dirige a paso decidido hacia mí. Quiere algo que jamás conseguirá, pero me da la sensación que es de los que necesitan una sonora bofetada para darse cuenta, y aún así, lo volvería a intentar más tarde.
Subo el lomo del libro, cubriéndome la cara, ocultando una mueca de desagrado. De verdad, quiero estar sola.
Cuando se sienta junto a mí me sonríe de lado, grita mentalmente “al fin estamos solos”, aunque todo el “autobús” nos esté mirando en esos momentos. El traqueteo de las ruedas hace mella en mi trasero, demasiadas horas en la misma postura y sin poder estirar las piernas y respirar otra cosa que no sea el aire viciado de tantos cuerpos juntos y el humo del tabaco.
Con la frase anodina de “Un viaje largo ¿verdad?”, inicia su conversación. Nunca he pecado de falta de modales y esta no será la primera vez, pero dejaré claro que no quiero tenerlo cerca, mi objetivo es introducirme entre las líneas de mi lectura y que el tiempo pase lo más rápido posible, sea dónde quiera que sea nos dirijamos.
El chico huele muy bien, se agradece el contraste, he de reconocerlo. Me cuenta una historia que no viene a cuento, algo relacionado con un día de fiesta en alguna playa rodeado de amigos. La historia es graciosa y no puedo evitar sonreír. Al ver que surte efecto, sigue recreándose con los detalles y consigue que, inconsciente, suelte una carcajada.
El hombre de ojos oscuros al que no debo mirar, gira la cabeza y nos atraviesa con la mirada.
Cierro el libro y pienso que tal vez no sea tan mala idea tener algo de conversación, desconectar un poco y pensar que aún hay gente que disfruta de la vida, sin importar los problemas ni las heridas de los corazones rotos.
No sé cuánto tiempo ha pasado, quizás diez minutos o quince, pero en mitad de uno de esos chistes de risa fácil, aparece una sombra frente a nosotros.  
Reconozco sus botas negras con dibujos rojo chillón, y me obligo a seguir mirando la portada de mi libro. No le daré el gusto de ver mis ojos humedecerse.
Mi compañía levanta la cabeza y hace un gesto que no logro distinguir. Una voz fuerte y masculina reza algo como: “¿Podría abrir una de estas ventanas? El ambiente está muy caldeado”. El chico de los chistes abre la boca asombrado, incluso sin levantar la cabeza puedo distinguirlo. “Perdona, pero si quieres ventilar ¿Por qué no lo haces con una de las ventanas de alante?”. Noto con claridad una sonrisa, de las que no hacen ruido pero se perciben en el ambiente. “Es que las «chicas» no me dejan. No querrán despeinarse”, contesta con la misma voz potente que ha protagonizado mis sueños los últimos meses; ésta se clava dentro de mi cabeza y me trasporta a otro tiempo, a otros días, sin duda, días mejores. Sabe que me he dado cuenta de la entonación con la que ha dicho la palabra “chicas”, y debatiéndome conmigo misma, por fin hablo. “Que la abra, yo no tengo frío”. Y acto seguido, empiezo a charlar con el chico del asiento de al lado, comienzo una animada conversación sobre lo interesante que fue una excursión a un sitio que ni siquiera había pisado en la vida. Toco su brazo para que ponga atención en mis palabras y deje de apuñalar con la mirada al hombre de ojos oscuros y corazón de piedra. Él se acerca a la ventanilla y de un fuerte tirón que resuena en los oídos de todos, abre completamente el cristal. Una ráfaga de aire se cuela enfurecida y me golpea en la cara, apartando con violencia mi pelo hacia atrás y dejando al descubierto mis ojos, que hasta ese momento se ocultaban por una cortina de flequillo. Juro que mi intención era ignorarlo, pero nuestras miradas se cruzan una milésima de segundo y mi pecho se contrae en el acto. Si le faltaba alguna puñalada, acaba de recibirla.
Me repongo, casi tan rápido que ni el chaval junto a mí lo ha notado. Y sigo con mi historia inventada, y por la cara y sonrisas del chico, también divertida. Está contento y se frota el brazo con delicadeza, como si quisiera atesorar el contacto físico que hemos tenido, como si ese tacto al llamar su atención fuese algo valioso.
Mi demonio personal no se ha movido del sitio, aún puedo ver el bajo de sus pantalones frente a nosotros, e incluso, ignora las llamadas que le profesan las mujeres de la parte delantera.
Arrugo mis dedos en las tapas del libro y clavo las uñas, deseando con todas mis fuerzas que por fin desaparezca, alejándose, dejándome respirar profundamente por primera vez en lo que se está convirtiendo en el momento más largo de toda mi maldita vida.
“Solo una cosa más, ¿podría hablar con ella un momento?” Suelta de repente, y sin esperar respuesta agarra de la sudadera a mi acompañante de asiento y lo ayuda a levantarse, hace un gesto con la mano “invitándolo” a que se vaya y se sienta junto a mí, rozando su rodilla con uno de mis muslos.
No negaré que me ha sorprendido, que estoy cabreada porque no entiendo que sea justamente él quien quiera romper nuestro pacto, pero no le daré el gusto de notar mi desconcierto. Agarro con las dos manos el libro y lo abro con cuidado por la página que tengo marcada con una servilleta de bar. Me intento concentrar en la lectura mientras siento la piel del rostro efervescente; sus ojos clavados en los míos suplican atención, algo que no conseguirá por mucho que se empeñe.
Las manos quieren temblar, las rodillas pretenden golpearse una contra la otra o salir disparadas para no notar el calor que desprende su cuerpo pegado al mío. Y sigo leyendo, pasando las hojas con extrema lentitud, mirando las letras sin saber qué quieren decir las frases que forman, pero disimulo muy bien y se está poniendo nervioso.
Oigo gritos que pronuncian su nombre. Fijo la vista al frente y veo que dos de las pasajeras sentadas detrás del conductor lo reclaman.
“¿Podríamos hablar tan solo unos minutos?” Me dice altanero, con la barbilla alzada y su mirada clavada en mis pestañas. “Reclaman tu presencia”, contesto, señalando con un gesto de cabeza a las chicas que nos observan destilando odio hacia mí.
“Solo te pido unos minutos, nada más”. Su voz ya no es tan dura, la súplica está impresa en cada sílaba.
Soy una estatua. Me concentro en el vaivén del limpia parabrisas, accionado desde hace escasos minutos por una inesperada lluvia de primavera. Pequeñas salpicaduras se cuelan por la ventana abierta y nos mojan la ropa, pero mi cuerpo no atiende a razones, sigue obsesionado con ese punto de unión entre ambos.
De reojo veo cómo mueve su mano en mi dirección, la acerca a mi rostro y lo acaricia con dulzura; me es inevitable contener el gesto y cierro los ojos, suspiro soltando todo el aire de mis pulmones. Con tan solo ese toque me ha desarmado, me tiene en su poder, si es que alguna vez no lo estuve.
Me habla cerca del oído, me confiesa lo arrepentido que se siente de haberme dejado escapar, que daría lo que fuese por volver al pasado y hacer las cosas de otra manera, me dice que me ama. Y espera. Espera por mí.
Intento degustar el momento, la sensación que antaño siempre tuve junto a él, saber que ya nada importa, que todo lo que necesito y quiero es mío, lo tengo en mí poder, a mi alcance. El corazón bombea como loco, llena cada una de mis dudas con ríos de sangre enamorada y por una vez en la vida, le creo, quiero creerlo.
Le miro directamente e intento contestar, abro los labios, pero las palabras se quedan entre los dientes.
Mete su mano entre el pelo y mi cuello y presiona mi nuca con cuidado, pero ejerciendo la fuerza que se utiliza cuando algo es de tu propiedad. No se equivoca. Siempre he sido suya.
Nuestras bocas se juntan y el temblor de su piel me traspasa. Agarra mis mejillas y cuela dentro de mí frases de amor eterno y promesas que quizás nunca cumpla, intercalando las palabras con caricias de su lengua.
El libro sobre mis piernas resbala y cae al suelo. Rodeo su cuerpo con las manos en un abrazo necesitado y él suspira sobre mis labios un “gracias”, seguido de una sonrisa satisfecha y sincera que llega a los ojos. Siento su aliento llenar mi estómago, su sabor saciar mi apetito, su tacto enturbiar mi mente y su decisión cambiar mi vida.  
Al otro lado del coche, un conductor más concentrado en las piernas de la chica que en el camino de asfalto, y cegado por el humo del cigarro que sostiene entre sus labios, saca el vehículo de la carretera, metiendo una de las ruedas en el arcén, dando un volantazo y provocando que todo a nuestro alrededor se descoloque, gravite en el aire y choque contra las paredes de grandes cristales, que se hacen añicos al caer por el terraplén.   
Abro los ojos y el sol que se filtra por la persiana de mi cuarto me ciega. Cuando recupero la vista y el desconcierto me abandona, comprendo que mi cama sigue vacía.

Contando incluso con ese final, me habría gustado que todo fuese cierto.  

miércoles, 4 de diciembre de 2013

Recomendaciones literarias personales. "“En las garras de Bába Yagá” de David Ruiz del Portal y Juapi





Otra recomendación, otra maravilla, de esas que encuentro y me gusta compartir con todos vosotros, en este caso os hablaré de un libro juego, sí, sí, uno de esos libros que en cada página nos da la opción de escoger el rumbo de nuestro destino dentro de la historia. Se trata de “En las garras de Bába Yagá” del autor David Ruiz del portal y con las maravillosas ilustraciones interiores y portada tanto del mismo David, como de Juapi, os confesaré que he alucinado con lo bien ilustrado que está y lo que logra meter al lector dentro de la trama, un diez para sus creadores!!
Se trata de una historia cubierta de momentos inolvidables, algunos se me han quedado en la retina, como (y esto es un poquito de spoiler) esas cloacas y sus ratas y cucarachas, no he pasado más claustrofobia con un libro en mi vida, queriendo leer más rápido para poder continuar con el juego y salir de los atolladeros que presenta.
El libro está recomendado para mayores de 10 años, yo lo leí con mi hijo de casi 7, y aunque le tuve que repetir en varias ocasiones que solo era un libro, a él le encantó ^_^
Cuando lo compré, conseguí la preciosa dedicatoria de David y un dibujo alucinante de Juapi, además de varias postales ilustradas por él que guardo como oro en paño ;)

Aquí os dejo la sinopsis, tenéis que pensar al leerla que la historia la escribís vosotros con vuestras decisiones o la suerte que tengáis al tirar los dados ;)

“En las garras de Bába Yagá es el libro-juego que acaba de publicar David Ruiz del Portal en la Editorial Alfasur, con ilustraciones del propio autor y de Juapi. La historia se ambienta en una aldea medieval y está impregnada de los elementos clásicos del cuento definidos por el autor ruso Vladimir Propp. Especialmente significativo es el guiño en los nombres de la heroína, Vassilisa, y la bruja, Bába Yagá. Sin embargo, la estructura está adaptada a la forma del libro-juego y deja que el lector sea el encargado de decidir la suerte que correrá la protagonista.”

Y aquí está el enlace de compra, una maravillosa opción para estas tardes de frío invierno, con chocolate caliente y una manta frente a la chimenea, Bába Yagá os hará una compañía muy “especial”



Confesión: Me costó jugar unas cuantas veces, para conseguir llegar hasta…. Bueno, mejor que seáis vosotros quien los descubráis :P 

Recomendaciones literarias personales: "El Enviado" de Joe Álamo





Ya estamos aquí con una nueva recomendación de las mías, esta vez es el turno de uno de los libros que más me han sorprendido. Tengo que confesar que estaba engañada, la publicidad que se le ha dado a esta obra varía entre un libro de relatos independientes o una novela por capítulos, y bajo mi punto de vista, es una novela muy bien hilada y con historias a cada cual mejor. No os dejéis engañar por el formato, no son relatos, es un impactante hilo argumental que une cada capitulo con maestría.
Se trata de “El Enviado” del autor Joe Álamo, publicada por Kelonia Editorial, con la presentación de Alberto Morán Roa y la portada de Daniel Expósito Zafra.
Desde aquí quiero darles a todos ellos mi más sincera enhorabuena, cada uno con su función, han conseguido crear una obra de arte.
No quiero desvelar mucho de la trama, porque es de lectura obligada, pero no solo me ha impresionado la personalidad de los diferentes personajes, o como la historia fluctúa tanto en épocas, como en el tiempo y el “espacio”. Es una novela que podríamos catalogarla con muchos géneros distintos, policíaca, terror, suspense, intriga, drama, incluso, con el punto exacto de romanticismo. Con cada capitulo estaba expectante por saber más sobre ese enviado, sobre sus “víctimas” o “agraciados”; quería comprender de dónde llegaba y cuál era su verdadero motivo para “existir”, y el final no puede decepcionar, ha creado un circulo perfecto de acontecimientos que engrandece cada una de sus páginas. Decir que la prosa que utiliza Joe Álamo es canela en rama, sin quiebros que te hagan perderte, pero muy rica y bien utilizada, de lectura fácil pero al tiempo nutrida.
Y por si fuese poco, habiendo leído las obras anteriores de este autor, ha introducido detalles que te transportan a esas otras novelas. Aunque no es necesario haber leído nada suyo con anterioridad, estoy segura que os picará la curiosidad como para seguir investigando el resto de trabajos del autor. (Al menos, yo os lo recomiendo)

Aquí os pasaré la sinopsis, aunque es una trama tan enrevesada (pero fácil de entender una vez leída) que me parece imposible describirla con unas pocas líneas. Así que os recomiendo encarecidamente que os hagáis con la obra para sacar vuestras propias conclusiones. Una vez empiezas a leer, es imposible parar hasta el desenlace.

“El Enviado cumplirá con sus misiones allá donde tenga que acometerlas. El espacio y el tiempo no son barreras, más bien peldaños, en su camino hacia los logros que persigue. En su deambular, las vidas de distintas personas se cruzarán con él.
Cada persona da nombre a las nueve misiones que componen este relato de sus hazañas, compuestas por nueve relatos independientes pero estrechamente ligados entre sí. Y terminaremos en el bar del Piojoso donde el autor nos contará dos historias breves e inéditas.”

Y aquí tenéis el enlace de compra, que además, sale muy económico. ¡Gran regalo para estas Navidades!



Como podéis ver, no puedo poner ni una sola pega a esta novela.