Bienvenidos

Hola a tod@s y gracias por visitar mi humilde página, espero que os guste.
Aquí publicaré mis escritos, pensamientos y toda clase de lecturas relacionadas con la literatura. Admito todo tipo de comentarios y sugerencias, por supuesto siempre con respeto.
IMPORTANTE:
*Lo publicado aquí es ficción y de mi autoría.
*Yo no reseño libros, hago únicamente recomendaciones personales.

Seguidores

Translate

traductor para el blog blogger web

BIOGRAFÍA IRENE COMENDADOR


***La Autora***

¡MIS OBRAS PUBLICADAS!

¡MIS OBRAS PUBLICADAS!
Pinchan en la imagen para más información

Vídeobook promocional de "Sé que estás ahí"

lunes, 26 de diciembre de 2011

Serie de Micro-Relatos Eróticos. 1º Relato. En el Vestuario (Por Larubiadelabici)



Hola a todos mis queridos amigos, hoy os traigo un proyecto nuevo, en el que mi amiga Larubiadelabici y yo nos hemos embarcado juntas, la idea es la siguiente: hacer una serie de microrrelatos eróticos, ella empezará con éste que os muestro aquí, para mi gusto maravilloso, y después yo continuaré con otro diferente, ya que no son continuaciones, todos serán independientes, pero que nos traerán sensaciones y lecturas muy interesantes, os invito a paladear cada uno de ellos con atención.
Un beso para todos y en especial a mi compañera de camino soleado ;D



 Primer Relato. En el Vestuario (Por Larubiadelabici) AQUI su blog


La empujó con violencia contra las taquillas, tembló el metal a su espalda, se abrieron algunas de las puertas y se cerraron otras. Le bajó el bañador mojado y lo dejó en su cintura, la urgencia de tocar sus pechos, recién liberados, frenó el deseo de tenerla ya desnuda para él, los agarró con fuerza, haciendo cuencos con sus manos, estaban mojados y fríos, los pezones se clavaron en sus palmas, erectos, duros. Él se apretó. Algunas puertas se abrieron, otras se cerraron.

Ella suspiró, entornó los ojos, abrió la boca, él la cerró con su lengua, lamiendo deseo, empujó su pecho contra el cuerpo de agua. Tembló el metal, se abrieron algunas puertas, se cerraron otras. El beso apagó las luces de la consciencia y encendió las del placer, unas manos pequeñas, húmedas, se arrastraron por su espalda, el rojo de sus uñas se clavó en sus omóplatos diciendo: fóllame!!, fóllame!!

Soltó los pechos, bajó el bañador con trabajo, demasiado mojado, demasiado pegado, tuvo que agacharse para acabar de apartarlo y se quedó allí, con la cara a la altura de su sexo empapado de agua y de lo otro. Lo besó, empujándola de nuevo. Temblaron las taquillas, unas puerta se abrieron, otras se cerraron. Subió las manos por sus piernas mojadas, mientras su lengua pintaba frescos en su clítoris, ella echó la cabeza hacia atrás y sus rizos se estamparon contra el gris metálico, llenándolo de agua, tembló la pared, unas puertas se abrieron, otras se cerraron, hundió los dedos finos en su pelo, abrió las piernas, elevó las caderas, las movió a ritmo sobre su boca hasta que suspiró goce.

Sintió su placer en la lengua y en los labios, casi oyó las contracciones de su vagina, ella se dobló hacia delante y se abrazó al cuerpo arrodillado, unos segundos, un par de minutos para sentirlo bien, él le dio otro par para recuperarla, después, se incorporó y la giró. Miró su espalda, sus hombros redondos y torneados, su cintura estrecha, su puerta de atrás, marcó allí círculos con la yema de un dedo y la piel le abrió paso, con pasaporte en una mano y mástil en la otra, se adentró en su zona oscura. Enganchó las manos a sus suaves caderas y empujó. Envistió. Entró. Salió. Volvió a entrar. El metal tembló, unas taquillas se abrieron, otras se cerraron. El placer le alcanzó muy adentro y lo acompañó de un grito sordo, profundo y guerrero, se desmayó despierto sobre su espalda y besó cuello con cloro. Esperó a que sola saliera, acarició por última vez su cuerpo mojado y dejó un susurro en su oído: “Buenas noches, qué descanses”

Crónica galáctica: La cabeza de la serpiente



Crónica galáctica: La cabeza de la serpiente


El autor malagueño Carlos Moreno regresa con su primera novela larga. Crónica galáctica: La cabeza de la serpiente, es una continuación directa de un relato publicado hace dos años con la editorial Equipo Sirius titulado Danza de lealtad: Crónica galáctica 1. Esta vez, el autor ha querido ir más allá y ha escrito una novela más larga en la que el universo está más definido. Hay más personajes y, además, se puede leer de forma independiente de la anterior. La sinopsis es la siguiente:

La galaxia se encuentra amenazada bajo el yugo del rey Hack, que dedica sus ilimitados recursos para encontrar y secuestrar a personas infectadas con Aura, una fuerza capaz de conceder habilidades sobrehumanas. La contrapartida del Aura es que corrompe el cuerpo del que la usa, avejentándolos de forma prematura. Hack ha encontrado la manera de usar a esas personas como fuente de energía.
Mientras tanto, los miembros de la Resistencia recorren la galaxia rescatando a esas mismas personas a bordo de El heraldo espacial. Liderados por Dorian Larkin, hijo del rey Hack y poseedor en secreto del Aura, la Resistencia llega al lejano planeta de Alarkán, donde serán víctimas de una emboscada. Durante la huída, El heraldo espacial quedará completamente destruida y sus miembros se verán separados.
Ahora, Larkin deberá descubrir por qué la ponzoña del Aura no le afecta como al resto de personas al mismo tiempo que se enfrenta a Daramiel, un misterioso hombre que vaga por la galaxia, alimentándose del Aura de sus víctimas.
El resto de la tripulación de El heraldo espacial, viajará por la galaxia para comprobar si la leyenda de que existe otro foco de resistencia es real. Si es así, su siguiente paso será derrotar de una vez por todas al maquiavélico rey Hack.
¡Únete a la Resistencia en esta aventura! ¡Acompaña al valiente y enigmático Dorian Larkin; a la dulce, pero fuerte Moon y al piloto tartamudo Jinx, entre otros, en su camino hacia la libertad de la galaxia!

Después de Quinox 1: Exilio; Quinox 2: Las piedras de la decadencia y El guardián de la fantasía, Carlos Moreno vuelve a impresionarnos de nuevo con una historia de aventuras en la galaxia, donde la acción, el suspense y el amor, nos harán vibrar. Una Space Opera que no querrás dejar de leer y, al final, desearás formar parte de la tripulación de El heraldo espacial, surcando las estrellas en busca de la libertad.


Crónica galáctica: La cabeza de la serpiente está disponible en formato Epub, Pdf y Mobi. Podéis comprar cualquiera de ellos desde: AQUI

http://latiendadecarlosmoreno.blogspot.com

¡¡Sólo 3 euros!! ¿Te lo vas a perder? Un libro recomendadisimo, en el que te sumergirás como cuchillo en mantequilla caliente, así que a por ello!!!!!!

viernes, 23 de diciembre de 2011

Irene Comendador entrevistada en Radio 21


Irene Comendador entrevistada en Radio 21



Muy buenas mis chic@s, pues si, como bien indica el enunciado, me han hecho una entrevista en Radio 21, y la pondrán en antena hoy a las 20.30 h. de la noche (hora española)
Después de mi premio en su concurso de microrrelatos eróticos, Javier (el locutor) se puso en contacto conmigo para proponerme hacer un programa sobre ese tema, la escritura erótica, y como ya sabéis que yo me apunto a un bombardeo, pues ala la Irene para allá. En compañía de mi queridísima Karol Scandiu, autora de la saga Erótika, las dos nos portamos muy bien y contestamos a todas las preguntas que nos hicieron, además de leer algunos de nuestros relatos “subiditos de tono” jajaja
Así que si queréis saber como son nuestras voces, y lo bien que sabe Irene destrozar un relato atragantándose entre medias jajaja os invito a escucharlo descargando el audio  en este enlace:  AQUI,  es el programa 21 de la biblioteca encantada.
Sin mas me despido, y espero que os guste, aunque os recomiendo no poner el volumen muy alto, que tengo la voz muy chillona y aguda ¬¬
Besazos para todos






viernes, 16 de diciembre de 2011

He ganado el concurso de microrrelatos eróticos de "Castillos en el aire"

La Irene mas feliz que una perdiz, wiiii!!! Jaja, pues si, mandé mi relatito erótico al concurso de Radio 21 “Castillos en el aire” y he tenido la suerte de ganarlo, me ha hecho muchísima ilusión, había verdaderas joyas entre los participantes, es todo un honor tener compañeros tan talentosos.
AQUÍ os dejo la lista de relatos por si queréis leerlos todos, os lo recomiendo, disfrutareis con su lectura.
AQUÍ está el enlace del anuncio del ganador.
Quiero dar las gracias a Javier y Silvia (locutores) por este tipo de iniciativas, son geniales chicos.
Y ahora el micro en cuestión, espero que os guste tanto leerlo como a mi me gustó escribirlo.
Un beso para todos y feliz "Aquí te pillo y aquí te mato" jajajajaja






Como un flash




Las imágenes, los sucesos, transcurrieron como si de un flash Metz se tratase. Así es como lo recuerdo: Sus ojos clavados en mi trasero. Mi vista viajando consciente a su abultada entrepierna. Chispas en el espeso aire, vicioso, atando nuestros cuerpos. Trémula su mano posada con tiento en la piel de mi muslo, subiendo despacio y arrastrando la tela incauta. Dedos calientes, gruesos, siniestramente lentos llegando hasta mi centro. Su boca voraz se arroja y precipita en caída libre hasta impactar contra mi pecho. Muerde el borde de mi escote. Lo arranca de un solo tirón. El pecho derecho sale despedido del vestido. Un pezón turgente y rosado es atrapado por sus sabios labios. Dientes torturándolo. Separa mis piernas con la rodilla. Violento. Suspiro. Jadea. Jadeo. Tacto perfecto dentro de mi sexo, notando las yemas de sus dedos palpar con acierto el punto correcto. Reclino la cabeza y gruñe ahora en mi oído, mordisqueando mientras el suave lóbulo encendido. Más fuerte. Veloces latidos. Sangre derrapando. Estrangulados gemidos. Grito. ¡Grito! Descargo en su palma y me sorprendo al ver que relame esos dedos con los ojos cerrados. El ascensor abre sus puertas y, sin un adiós, me despido.

jueves, 15 de diciembre de 2011

Un plan poco convencional




Un plan poco convencional


— ¿Dónde quieres que te lo haga?
— No sé, prueba a ver aquí.
— Si hombre, ahí será muy evidente, mejor hacértelo en esta zona.
— ¿Para qué, para que no se me vea?
— Pero si te lo hago donde tú dices, creerán que lo haces aposta para que te pillen, que por otro lado es justo lo que quieres. Hay que ver lo retorcida que eres.
— No soy retorcida, y no quiero discutir mis motivos contigo, solo te pido ayuda porque yo sola no puedo, no me siento con el suficiente valor. La última vez que lo intenté quedó horrible.
— No estoy cuestionando tus motivos, solo digo que les harás daño, no creo que se lo merezcan.
— Yo tampoco me merezco la manera conforme me tratan, ahora les toca pagar por sus actos; y a ellos se los pienso cobrar de esta forma. Ahora, venga, no tengo toda la tarde.
— ¿Entonces en la ingle crees que será el mejor sitio? Te costará mucho que se fijen en esa zona.
— No si me ducho con la puerta abierta y cuando me vean, sobreactúo para taparme, seguro que su desconfianza resuelve el problema.
— Pues venga, bájate los pantalones y abre las piernas. Esto te va ha doler.
Magdalena apretó los ojos y cerró los puños con fuerza, clavándose las uñas en las palmas de las manos. Era una idea horrible, pero se intentaba auto convencer de que con ello por fin obtendría lo que quería.
El pinchazo llegó hasta casi el hueso, notó el dolor en toda la pierna y su sexo, estaba segura de que la ancha aguja habría tocado algún nervio, pero no le importó y casi sin aliento pidió con voz entrecortada que removiera dentro de su piel aquel hierro.
Esto no había terminado, solo era el primer día; según su amigo tendría que repetirlo al menos durante una semana para que las marcas parecieran verdaderas, para que no solo pensaran que se había pinchado sin querer con algo, ocasionando entonces una reacción liviana, sin que le prestaran la suficiente atención. Ya que iba a sufrir el proceso, tenía que asegurarse de que fuese lo más creíble posible.
Al llegar a casa, como de costumbre su padre ni siquiera la miró a los ojos, concentrado en el periódico deportivo.
Magdalena sonrió sarcástica. Subió las escaleras hasta llegar a su cuarto y metió la bolsita placebo en el cajón de la mesilla.
“Dentro de una semana si que te fijarás por primera vez en tu vida de que tienes una hija, por fin te preocuparás por mí. Aunque tenga que fingir ser una jodida yonqui”

Sorteo de los dos libros "Saga Mihai" (Macu Marrero)


Sorteo de los dos libros "Saga Mihai" (Macu Marrero)



Hola a todos chicos, hoy os traigo un señor concurso, de mano de mis queridos e idolatrados infectados, en el que os podréis hacer con las dos novelas de Macu Marrero, la Saga de Mihai. Para participar solo hay que pinchar en este enlace que os pongo y dejar un comentario en su entrada, muy fácil. Espero ver a muchos de vosotros ahí puestecitos, que yo me he leído los dos libros y os aseguro que merece la pena tenerlos en las manitas, y si no hay suerte con el concurso, recomiendo encarecidamente que os hagáis con un ejemplar, no os arrepentiréis.
Un besazo enorme y perdonad mi ausencia, este mes de diciembre es mortal en mi trabajo y no me deja tiempo para nada mas que trabajar y trabajar y trabajar  ¬¬




“Sorteo infectados blog. El premio: dos libros de la saga "Mihai" (Ediciones Atlantis). Para participar solo tenéis que dejar un comentario, en este post AQUI, acerca de los Strigoi (también el nombre de vuestro blog o la dirección de correo electrónico). En él podréis decir en qué libros, películas y demás se les menciona. Tenéis hasta el día 16 de diciembre para dejar vuestro comentario. El sorteo es internacional, y el 19 de diciembre Infectados blog pondrá una lista de todos aquellos participantes para que no haya problema de que quede alguien sin nombrar.
El nombre del ganador se hará público el 21 de diciembre.
Mucha suerte y gracias por participar!!!
Macu Marrero (Infectada-x)”

lunes, 12 de diciembre de 2011

Presentación en Madrid de Nube negra (de Monty Brox)




Hoy os traigo una maravillosa invitación, para la presentación del libro Nube negra, de la saga Perros con suerte, su autora Monty Brox, una maravillosa persona a la que conozco personalmente y me impresionó lo agradable y simpática que es, no os podéis perder este evento del que seguro saldréis satisfechos.
Estoy preparando una serie de entradas con los libros que en los últimos meses me han acompañado, y éste es uno de ellos, increíble por cierto.
Sin más un beso enorme para todos.

sábado, 10 de diciembre de 2011

Un regalo muy especial


Un regalo muy especial

Hoy os traigo algo muy especial, o para mi lo ha sido.
Hace unos días estando yo en el curro, vino una madre con su niño de tan solo 5 añitos, y muy colorado éste me dijo que tenía un regalo para mi, después de un rato de que tanto su madre como yo le pidiéramos que me diera el regalo, me entregó una hojita doblada por la mitad, un dibujo muy chulo, que aquí os pongo, al preguntarle que quién eran los que aparecían en él, me dijo que éramos él y yo, obviamente yo soy la de la melena al viento (a lo Amy Winehouse en rubia ¬¬) jajaja (no sé que le pasa a la gente con mi pelo ¬¬) luego de un rato mirándolo, le pregunté que porqué él tenía unas piernas tan largas, y me dice (mas colorao si cabe) “Para llegar” jajajaja y ya no quise presionarle más. Jajaja
Es que me lo como
Pues eso, una pequeña anécdota de lo bueno que a veces trae mi trabajo, aunque sea tan físicamente cansado.

domingo, 4 de diciembre de 2011

Cuando no esté

 Fotografía de Alícia Rius


 Cuando no esté


En la distancia mi vida no se verá como antes, todo será concentrado y luminoso, como si el ente proyectara ráfagas de alguna abrumadora electricidad,  ese será seguro el mejor de mis afectos cuando no esté, cuando todo en mí haya pasado, pero no en los demás, no en aquellos en los que creo y sobre todas las cosas, no en aquellos a los que amo desesperadamente; para todos ellos las cosas seguirán igual, solo habrán cambiado de perspectiva como si la habitación hubiese rotado su eje noventa grados, sigue siendo la misma sala pero se ve diferente, ni más grande ni  más pequeña, ni siquiera más acogedora o incomoda. No, solo faltará un ápice de luz, la luz que mi cuerpo durante tantos años ha reflejado en los demás, que los ha calentado y abrazado con fuerza. Una luz quizás no fácil de sustituir pero que en cierta manera todos podrán olvidar con el tiempo. No quiero menospreciarme, solo ser realista con mis dictados, explicar con sinceridad que no he sido la más brillante de las estrellas, aunque si la que más ha querido a las demás, no he sido la más hermosa de las lunas, pero si la que más apoyo ha declinado a sus compañeras de reparto. Y asumiendo mi ausencia por toda la eternidad, deseo que los que me sobrevivan estén bien, es todo lo que mi alma torturada necesita saber.
No malinterpretéis mis palabras, no tendré el alma torturada por mi trayecto en el mundo, sino por lo que ante mis ojos se vislumbra, la ausencia de contemplar las caras con las que me he sentido en casa todos los años pasados es lo que me quita un poco de felicidad, esa felicidad que me habéis dado todos y cada uno de vosotros al permanecer a mi lado en momentos duros o felices, esa compañía no me la arrebatará nadie, la llevaré conmigo por siempre, y me hará sonreír más y más aunque el tiempo pase.
Y volviendo al principio de mis cavilaciones, dejaos llevar por esa pequeña muestra de afecto que os dejo guardada, mi testamento después de la muerte, mi pequeño tesoro de vida, la energía que desprendí ahora os la cedo y hago vuestra, cuidadla para que mi alma no quede a la intemperie, para que los recuerdos sean dulces y no puedan las malas sombras caer ante vosotros. Un “adiós” es demasiado duro para vosotros, un “hasta luego” lo es para mí, dejémoslo en un “os quiero por siempre”. Como despedida a mi locura sonreiré desde el otro lado para aumentar la electricidad que regalo.


______________________


Recuperando viejos escritos, éste del 5 de abril del 2010.

viernes, 2 de diciembre de 2011

Pasar vergüenza



Pasar vergüenza


Un niño de seis años llega a un establecimiento publico acompañado de su padre y su madre, el niño mientras espera que atiendan a sus progenitores empieza a cantar canciones del colegio y chistes quizás no tan de colegio; de repente se le ocurre una idea para hacer gracia y que el tendero se ria un poco, empieza a hacerse fuertes pedorretas en el brazo mientras dice: así suenan los pedos de mi papá, hace otra pedorreta esta vez un poco menos fuerte y dice: así suenan los pedos de mi mamá, hace otro de esos ruidos “chistosos” en su brazo y grita: así es como suenan los pedos de mi hermano, y por último hace una sonora pedorreta más y dice: y así es como suenan mis pedos. El niño se empieza a reír mientras la gente le mira con ojos risueños y sonrisas a media asta, pensando que a esa edad las ocurrencias de los pequeños son siempre graciosas. El niño al ver que ha surtido efecto su broma, empieza a repetir la actuación y sigue haciéndose pedorretas en el brazo, hasta que su madre se gira a mirarlo y dice: no, cariño, cuando tú te ríes por lo bajini y todos tenemos que salir corriendo de la habitación, es cuando sabemos que te tiraste un pedo, porque no serán sonoros, pero hay que ver como huelen. Al parecer la vergüenza esta vez, no la han terminado pasando los padres de la criatura.